Sobreturismo: una amenaza para muchos destinos vacacionales

Semana Santa: usar tecnología te permite ahorrar más en tu viaje
15 Abril, 2019
Show all

Sobreturismo: una amenaza para muchos destinos vacacionales

Últimamente, existe un problema grave que atenta contra el mantenimiento de los destinos vacacionales: están siendo sobre poblados. La saturación de turistas en un espacio determinado en el que además habitan vecinos locales, perjudica la calidad de vida de los pobladores y fomenta el deterioro del entorno. A este fenómeno de masificación turística se le conoce como sobreturismo, que se da en ciertos lugares cuando, a causa de su popularidad, terminan tan saturados de visitantes que resulta imposible disfrutarlos, cuidarlos y gestionarlos.

Ciudades como Barcelona, Venecia y Berlín han desarrollado medidas para frenar los impactos negativos del sobreturismo y garantizar un turismo sostenible y responsable, sin embargo, en muchas ciudades, aún se observan decenas, centenares e incluso miles de personas amontonadas delante de una estatua, un edificio, un puente, un cuadro o un paisaje natural.

En el caso peruano, Machu Picchu, también, está sufriendo las consecuencias de dicho fenómeno. El Ministerio de Cultura de Cusco está estudiando la posibilidad de implementar una serie de mecanismos para balancear mejor el tiempo de la visita y descongestionar el espacio de la ciudadela. Es decir: poner a la venta entradas por “horarios de visita” y obligar a que estas visitas sean siempre guiadas. Sin embargo, estos cambios aún no son visibles en la esplendorosa ciudad inca. Los viajeros del mundo caminan por las tranquilas calles de Aguas Calientes a las 4.30 de la madrugada hasta llegar a una fila que, dadas las 5,am, se extiende más de 150 metros con un objetivo: subirse a los primeros autobuses que conducen a las ruinas.

Por otro lado, en caso de Barcelona, el Ayuntamiento ha prohibido la construcción de nuevos hoteles en el centro y ha habilitado una línea de autobuses turísticos a las playas, a la vez que ha puesto el foco sobre los pisos de alquiler no regulados, sancionando y cerrando muchos de ellos.

En Venecia, una ciudad que desde 1950 ha perdido 100.000 habitantes y recibe 20 millones de habitantes al año, se han habilitado controles de acceso para desincentivar la visita de turistas al centro cuando este esté lleno. Además, los famosos barcos vaporetto que recorren los canales darán preferencia de uso a los residentes.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *